Garbanzos de bote con langostinos

Garbanzos de bote con langostinos

Garbanzos con langostinos

Me encanta cocinar y por supuesto comer legumbres, de todos los tipos, ya sean lentejas, alubias o por supuesto garbanzos. Suelen ser platos sencillos, reconfortantes si se trata de guisos o potajes y hechos de un día para otro está incluso mejor y además congelan fenomenal, por lo que puedes preparar una gran cantidad y guardarla en raciones para cuando no tienes tiempo de cocinar.

Yéndonos a otras legumbres también tenemos recetas con lentejas como las clásicas lentejas estofadas con su choricito o las lentejas estofadas con verduras y también esta riquísima ensalada de lentejas con salmón y aguacate, ideal para seguir tomando legumbres en los meses más calurosos.

Si se trata de alubias, enseguida se nos vienen a la cabeza platazos como las fabes con almejas o la famosa fabada asturiana. Igualmente riquísimos los frijoles negros con arroz blanco y patacones o tostones de plátano macho al horno y el increíble Cassoulet, un guiso francés tradicional espectacular.

Este plato debe servirse bien caliente en la mesa aunque puede estar recién hecho o bien preparado del día anterior ya que los potajes y guisos están incluso más sabrosos al día siguiente. Si te sobra puedes guardarlo en la nevera 2-3 días sin problemas e incluso congelarlo.

potaje de garbanzos olla express

Me encanta cocinar y por supuesto comer legumbres, de todos los tipos, ya sean lentejas, alubias o por supuesto garbanzos. Suelen ser platos sencillos, reconfortantes si se trata de guisos o potajes y hechos de un día para otro está incluso mejor y además congelan fenomenal, por lo que puedes preparar una gran cantidad y guardarla en raciones para cuando no tienes tiempo de cocinar.

Yéndonos a otras legumbres también tenemos recetas con lentejas como las clásicas lentejas estofadas con su choricito o las lentejas estofadas con verduras y también esta riquísima ensalada de lentejas con salmón y aguacate, ideal para seguir tomando legumbres en los meses más calurosos.

Si se trata de alubias, enseguida se nos vienen a la cabeza platazos como las fabes con almejas o la famosa fabada asturiana. Igualmente riquísimos los frijoles negros con arroz blanco y patacones o tostones de plátano macho al horno y el increíble Cassoulet, un guiso francés tradicional espectacular.

Este plato debe servirse bien caliente en la mesa aunque puede estar recién hecho o bien preparado del día anterior ya que los potajes y guisos están incluso más sabrosos al día siguiente. Si te sobra puedes guardarlo en la nevera 2-3 días sin problemas e incluso congelarlo.

garbanzo con chorizo

Hoy miércoles un plato de los que no sólo me gustan, sino que me encantan. Gambas o langostinos, ya sabéis que son mi perdición. Y esta vez combinados con garbanzos, en un plato ideal para no renunciar a las legumbres en verano. Lo podéis hacer con garbanzos de bote ya cocidos o si no cocerlos vosotros en casa, eso ya depende del tiempo que tengáis. Podéis poner gambas o langostinos, los míos esta vez langostinos congelados, y así abaratamos también el plato. La receta la vi en un libro de cocina y fue amor a primera vista.

Preparamos el aceite de ajo y perejil, para ello introducimos en el vaso de la batidora el perejil picado, los dientes de ajo pelados y el aceite y trituramos durante unos minutos. Reservamos. Pelamos los langostinos y retiramos las cabezas. En una olla con un poco de aceite de oliva virgen extra rehogamos las cabezas hasta dorarlas, mojamos con agua y cubrimos, dejamos hervir durante 15 minutos. Retiramos del fuego y colamos el caldo.

garbanzos con gambas arguiñano

Hoy miércoles un plato de los que no sólo me gustan, sino que me encantan. Gambas o langostinos, ya sabéis que son mi perdición. Y esta vez combinados con garbanzos, en un plato ideal para no renunciar a las legumbres en verano. Lo podéis hacer con garbanzos de bote ya cocidos o si no cocerlos vosotros en casa, eso ya depende del tiempo que tengáis. Podéis poner gambas o langostinos, los míos esta vez langostinos congelados, y así abaratamos también el plato. La receta la vi en un libro de cocina y fue amor a primera vista.

Preparamos el aceite de ajo y perejil, para ello introducimos en el vaso de la batidora el perejil picado, los dientes de ajo pelados y el aceite y trituramos durante unos minutos. Reservamos. Pelamos los langostinos y retiramos las cabezas. En una olla con un poco de aceite de oliva virgen extra rehogamos las cabezas hasta dorarlas, mojamos con agua y cubrimos, dejamos hervir durante 15 minutos. Retiramos del fuego y colamos el caldo.

Garbanzos de bote con langostinos 2021

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad