Salsas para redondo de pollo

Salsas para redondo de pollo

Salsa para acompañar

Estira las pechugas de pollo en el banco de cocina, si es necesario puedes poner un papel de cocina o plástico y golpearlas para que queden totalmente planas y uniformes. Dales un toque de sal, pimienta y orégano.
Introduce dos mitades de queso y de jamón a lo largo del filete de pechuga. Dale una vuelta al extremo que queda hacia fuera para evitar que salga su relleno, enrolla con cuidado y apretando un poco. Cuando tengas el rollo formado, ata dando varias vueltas de punta a punta con un trozo de cuerda especial para cocinar.
Prepara aceite en una olla o cazuela y, cuando esté caliente, sella los redondos hasta que tomen un cierto color dorado. No es necesario que bajes el fuego, puesto que la idea es sellar por fuera la carne. Una vez los tengas dorados, reserva.

salsas para acompañar pechugas de pollo

Una buena salsa barbacoa es el comodín perfecto para todo tipo de carnes, no solo las típicas costillas. Para esta versión casera empezaremos triturando cuatro dientes de ajo con dos cucharadas de miel, dos cucharadas de salsa de tomate, 50 ml de zumo de naranja, 50 ml de vinagre, una cucharadita de sal y una cucharadita de pimentón. Después hay que cocerla diez minutos sin dejar de remover hasta que espese.
Dos ingredientes imprescindibles en cualquier despensa que combinan de maravilla cuando se juntan para ensalzar carnes y verduras. Esta salsa es muy sencilla; empezamos cocinando 125 ml de miel con 30 ml de salsa de soja y cuatro dientes de ajo picados. Aparte ligamos una cucharada de maizena con 75 ml de agua fría, lo incorporamos y cocemos hasta que espese, removiendo sin cesar.

salsas para acompañar pollo

Una buena salsa barbacoa es el comodín perfecto para todo tipo de carnes, no solo las típicas costillas. Para esta versión casera empezaremos triturando cuatro dientes de ajo con dos cucharadas de miel, dos cucharadas de salsa de tomate, 50 ml de zumo de naranja, 50 ml de vinagre, una cucharadita de sal y una cucharadita de pimentón. Después hay que cocerla diez minutos sin dejar de remover hasta que espese.
Dos ingredientes imprescindibles en cualquier despensa que combinan de maravilla cuando se juntan para ensalzar carnes y verduras. Esta salsa es muy sencilla; empezamos cocinando 125 ml de miel con 30 ml de salsa de soja y cuatro dientes de ajo picados. Aparte ligamos una cucharada de maizena con 75 ml de agua fría, lo incorporamos y cocemos hasta que espese, removiendo sin cesar.

salsa de hongos para pollo

Estira las pechugas de pollo en el banco de cocina, si es necesario puedes poner un papel de cocina o plástico y golpearlas para que queden totalmente planas y uniformes. Dales un toque de sal, pimienta y orégano.
Introduce dos mitades de queso y de jamón a lo largo del filete de pechuga. Dale una vuelta al extremo que queda hacia fuera para evitar que salga su relleno, enrolla con cuidado y apretando un poco. Cuando tengas el rollo formado, ata dando varias vueltas de punta a punta con un trozo de cuerda especial para cocinar.
Prepara aceite en una olla o cazuela y, cuando esté caliente, sella los redondos hasta que tomen un cierto color dorado. No es necesario que bajes el fuego, puesto que la idea es sellar por fuera la carne. Una vez los tengas dorados, reserva.

Salsas para redondo de pollo 2022

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad