Cremas para pieles sensibles y reactivas

Cremas para pieles sensibles y reactivas

Crema para piel sensible con rojeces

Las que tienen la piel más sensible saben bien que cuando el frío aprieta las rojeces hacen acto de presencia. La piel se deshidrata con más rapidez y la bajada de temperaturas hace que nuestro rostro se llene de manchas rojas, granitos y descamaciones. Pero estas 13 cremas vienen al rescate.
La rosácea no se puede curar, pero sí se puede controlar. A veces es más sencillo darle tregua, pero en cuanto las temperaturas se extreman las rojeces se van de las manos. Ya sea verano con el sol y el calor o invierno, cuando el frío nos pone la cara colorada.

cremas para rosácea

¿Qué necesita tu piel sensible a la hora de desmaquillarla? Una emulsión suave que la limpie sin irritarla y le devuelva su equilibrio natural, como esta Leche Limpiadora Calmante de Almendras de Weleda, que limpia de forma especialmente delicada gracias a los aceites de almendra dulce y ciruela que contiene su fórmula. Si tu piel está ya irritada, le ayudará a reconfortarla.
¿Tu piel sensible reacciona con rojeces e irritación a veces a lo largo del día? Apórtale hidratación y «tranquilízala» con esta bruma calmante de Olay.  Con ingredientes hidratantes y botánicos como la vitamina C, la bergamota, la hoja de aloe y la camomila, la refrescan al instante, además de aportarle beneficios antiedad. Su formato es muy cómodo para llevarla contigo en el bolso.
Con un eficaz potenciador del colágeno, combinado con ácido hialurónico, esta crema nocturna multicorrectora de Filorga redensifica visiblemente las arrugas más profundas. Además de alisar y detoxificar, Time Filler Night incluye también gluconolactona, el ingrediente de moda para iluminar y cuidar la piel sensible.

cremas antiedad para pieles sensibles

Con 3 aceites diferentes, hidrata y nutre la piel calmando la sensación de tirantez. Ideal para las pieles secas y apagadas, con textura rica e increíblemente ligera que aporta a la piel una agradable sensación de comodidad sin dejar sobre ella ninguna capa grasa. De Sephora (14,95 euros)
Gracias a la elevada concentración de gel de aloe vera, esta crema hidratante consigue hidratar tanto a nivel superficial como en lo profundo de la dermis, además de calmar las rojeces y la irritación que causa el frío y la sequedad del invierno. La fórmula con aceite vegetal, escualano y vitamina E mantiene la barrera de protección de la piel en óptimas condiciones, protegiendo así el cutis de la sequedad. Su textura es muy rica y aterciopelada, dejando el cutis agradable y sin sensación de tirantez. Y lo mejor de todo, es ideal para todo tipo de pieles, pues no irrita y utiliza la cantidad justa de conservantes evitando el efecto combinado en nuestra piel. De Nezeni Cosmetics (14,90 euros).
Hidrata intensamente, suaviza y aporta un efecto refrescante a las pieles sensibles gracias a su fórmula enriquecida con Centella Asiática y Madecassosside, ingredientes suavizantes y antiinflamatorios naturales. Ideal para pieles sensibles con tendencia a enrojecimiento, irritación y sequedad. De Belif (c.p.v.)

pieles reactivas

Tener la piel constantemente irritada puede ser sumamente desagradable e incómodo. A grandes rasgos, la piel sensible es aquella que desarrolla una irritación (como picazón, ardor o enrojecimiento) como reacción a ciertas sustancias o factores medioambientales.1 Sentir un constante estrés en la piel puede causar frustración y pérdida de autoestima, pero con unos simples pasos es posible aliviar las molestias.
Además de ayudar a que tu piel se sienta bien, los humectantes pueden mejorar la hidratación, reducir la irritación y restaurar la capa más superficial de la piel. Busca un humectante suave formulado específicamente para piel sensible que no contenga ingredientes adicionales innecesarios (y potencialmente irritantes) como colorantes y fragancias.
Por definición, se considera que la piel es sensible cuando tiene una reacción negativa a ciertos desencadenantes. A veces la mejor forma de tratarla es evitando por completo estos desencadenantes. Presta atención a lo que causa que tu piel sensible se irrite: ¿será ese perfume nuevo, ciertos materiales en tu ropa o mucho tiempo bajo el sol? Otras causas pueden ser el maquillaje, el aire acondicionado o la calefacción central. Saber qué causa los brotes específicos en tu piel sensible te permite planificar adecuadamente.

Cremas para pieles sensibles y reactivas 2022

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad